Haiku XVIII

Echar raíces

Y quedarme dormida

En el invierno

DX-gD24XkAEgEBl.jpg

Anuncios

El olvido

El olvido es como un niño que va de la mano de la decisión de marcharse, y esta lo va arrastrando porque él no quiere caminar. Por eso, aunque te vayas, el olvido tarda siempre un poco más.