El mar de intenso oleaje que me habita

Hoy he soñado con el mar de intenso oleaje que me habita. Me he sumergido en sus aguas heladas y he buceado hasta divisar el fondo. Allí todo parecía estar en calma, no había olas ni rumor alguno. En la penumbra he distinguido mi propio cuerpo yaciente, medio enterrado en la arena junto a un barco hundido, del que multitud de peces habían hecho su hogar. Los peces como luciérnagas tornasoladas iluminaban el fondo añil del océano. Nadaban ansiosos entre los huecos de la madera podrida del casco y la resbaladiza cubierta que ahora era un bosque de algas. Mi cuerpo les servía de alimento. Con sus pequeñas bocas redondeadas succionaban poco a poco los pedacitos que se desprendían de mi piel ya blanda por el agua y la sal. He nadado aproximándome hacia mi cuerpo tendido en el lecho marino. Al observarlo de cerca mi nariz ha chocado con su nariz y ambas hemos abierto los ojos.

Carbon reservoirs in the ocean floor may have ended the last ice age – and could bubble up again

Un comentario sobre “El mar de intenso oleaje que me habita

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s