Fragmento de diario

Comienzo a escribir este texto entre lágrimas.

Hace poco comprendí que llorar es un arte, que conmoverse es un arte y que, por suerte y no por desgracia, ese es uno de mis dones.

Siempre pensé que sentir de más era una maldición. Entonces hablé con O. y ella me dijo que en esa catarsis propia y violenta era donde residía mi verdadero poder.

Son las lágrimas las que me han traído hasta aquí. Es mi corazón abierto el que me ayuda a conocerme mejor. He llegado hasta este lugar arrastrada por las corrientes salvajes, desde el vacío y los latidos “I know how furiously your heart is beating”, desde la búsqueda de las partes de mí que entregué a otros.

Me han traído hasta aquí los torrentes de palabras que llenan desde hace años cuadernos, documentos de word, notas en mi teléfono móvil…

Con las palabras me araño por dentro y llego casi a diario a tocar mis entrañas.

Aún tengo miedo de alcanzar mi oscuridad más profunda porque sé que en ese lugar estaré sola conmigo y allí no será suficiente el lenguaje.

A pesar de todo seguiré escribiendo, nadando en este río de emociones, porque para mí esa es la única manera de permanecer a flote.

En sus aguas seguiré buscando mi verdad y mi esencia, y poco a poco llegaré a la fuente, a la fórmula para abrazarme cuando siento que soy poco más que un hueco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s