Alma dormida

En el corazón del invierno

vive un alma dormida.

Con su cabellera de fuego

y su piel de marfil

entre los arrullos de cien lobas

descansa.

Guarecida de la lluvia y el viento

se deja llevar

abrazada al calor de los sueños.

Anuncios