En la cadencia del verbo equivocado

En mi decrépito jardín
con el temblor de la muerte
resisto.

Bajo la losa del tiempo
las sombras desnudas
se llevan tus huesos de sal.

La lluvia me limpia la sangre
si tu silencio desgarra la herida.

Yo que he dejado de ser
aún te espero
en la cadencia del verbo equivocado.

Fotografía: Natalia Drepina

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s