Desahucio del lugar para huir

Se calló la poesía y sobrevino un silencio inmortal.
Lo que ayer era un refugio ahora no es más que una cárcel.
Censura de sentimientos, lenguaje que no es lenguaje.
Vagas palabras, cerebros secos, custodios de sal
vienen a desahuciarnos del lugar que escogimos para huir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s