Ya sabes cómo hacerlo

No duermas y dejes las puertas abiertas

en tu cama entrarán fantasmas

y cuerpos desnudos de mujer.

Tendrás que esconder nuestras fotos en el cajón

las sombras y las almas no se llevan bien.

Ya sabes cómo hacerlo.

Y ojalá la gente siga hablando de más

y ojalá no nos echemos de menos.

Yo intento dormir y cierro

las puertas a cal y canto,

que no entren los demonios

y agarraren con sus uñas a mis santos.

Les gusta arrancarme las vísceras

con los dientes.

Antes solía sangrar,

ahora termino vomitando

mis miedos.

La bilis amarilla y la hiel inundan el cuarto

pero se quita la náusea que me dejaste.

No pretendo comprender este dolor.

No importan las preguntas.

Tampoco buscaré entenderte,

eso sería equipararme a tu locura.

Aunque no lo creas yo aún no estoy loca.

Nunca habrá canciones para esta derrota.

Cuéntales a los fantasmas que ya no me quieres

y que hace tiempo

y frío…

que te has dado cuenta

de que las sombras de esos cuerpos

son las únicas mujeres de tu vida

y desnúdalas de nuevo.

Ya sabes cómo hacerlo.

Aunque no te arrepientas de nada,

habiendo gastado mil balas,

con disparos a quemarropa

y vendas que han cegado destellos,

tu condena será descubrir que no hay claridad

en esos besos

y escribir mi obituario con aullidos

en el ocaso a eros.

Ya sabes cómo hacerlo.

gits_site_1920_at_23

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s