Huracán

Vuela conmigo.

Hazme olvidar cuando bailaba en la ribera del Iliso.

Enfurecido.

Limpia las montañas de mis sacrificios.

Arrasa la totalidad,

la omnipotencia y lo eterno,

la ausencia de pecados e infiernos,

las caricias de luces en blanco y negro

que provocan gemidos y te tapan la boca.

Hazme etérea en las mañanas y en las noches de lluvia,

con las manos frías que aprietan el corazón

y después se agarran a tu espalda.

Turba las aguas del Leteo y la sombra gris del ciprés

pero vuelve a posarte en sus ramas cada tarde de abril.

No hay nada más bello que vivir sabiendo el final,

en el efímero latir de una rosa que se abre.

 

b8b852d8f38669e53b7f248e23203214

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s