Pide un deseo por favor

¿Quién me explica a mí este juego?

La historia nos habla de vidas que no viviremos.

Hay días que nos vamos y no sabemos por dónde volver.

Se tornan negros los caminos

y nos condenan a la eterna búsqueda de algún punto de luz.

Días en los que es difícil volver:

volver a mirar las luces,

volver a vivir en las sombras,

cuando la imaginación gobierna el mundo

y las nostalgias se curan con verbos.

Dicen que lo bello es extraño

y aun así  viajamos para encontrarlo

en cada esquina, en cada charco, en cada farola, en cada mar.

Vuelan las estrellas y no sabemos dónde van,

y aun así les contamos secretos.

Pero nunca tendremos a quien regalar esa luz,

nunca podrá pertenecer a nadie esa claridad.

Buscamos ángeles en los cuadros, en los poemas, en una canción

allí donde aun pueden estar aquellos que ya se han ido.

La timidez del adolescente se esfuma,

un gato negro nos mira,

una niña se come las uñas,

caen bombas en las calles de Alepo

y para no aceptar la realidad dormimos.

Insistimos en llamarlo dolor de corazón

cuando lo que duele es el ser.

El amor sufre en silencio

y lo único que nos queda es convertir la propia vida en obra de arte,

en trozos de infinito y memoria de objetos:

escaleras de madera, barcos de papel, libros prohibidos…

O morir aplastados por una lágrima,

sin la capacidad de descubrir ni de entender el asombro y la entrega…

Y a mí ¿quién me puede explicar estos versos?

En la cesta del mendigo hay un papel que reza

“Pide un deseo por favor”.

 

tumblr_mz5b91swvd1sa15kpo1_500

Anuncios

Las cosas bonitas de la vida

Poco se habla de las cosas bonitas de la vida:

Una ducha caliente un día de enero.

Las mañanas de Reyes con niños.

Nuestros ancianos y sus sonrisas de saber todo lo importante.

Las noches de lluvia de estrellas en verano.

Combinaciones como el té y los libros o los charcos y las botas de goma.

El olor a jazmín en el camino.

Las calles abarrotadas del centro de la ciudad.

La playa vacía a finales de septiembre.

El aire del mar.

Los barcos pesqueros a lo lejos.

Los gatos durmiendo a la sombra en el jardín.

Las golondrinas en el cielo de agosto.

Las torres de las iglesias antiguas.

Los besos en la frente.

Las miradas furtivas de lado a lado en un bar.

Tu canción preferida sonando en una noche de fiesta.

Cuatro pies fríos entre las sábanas.

Los ojos cerrados.

Las manos llenas.

Los dedos enredados en su pelo.

El sol entrando por las rendijas de la persiana.

Las gotas de tormenta haciendo carreras en los cristales.

Los hacedores de puentes.

Los huecos de las personas.

Las luces de los que amamos.

El calor de los que nos aman.

El parpadeo de farolas que se encienden.

La incertidumbre de los semáforos en ámbar.

La lucha de un recuerdo por quedarse…

tumblr_mb6n45xmjv1rq65g4o8_500

Huracán

Vuela conmigo.

Hazme olvidar cuando bailaba en la ribera del Iliso.

Enfurecido.

Limpia las montañas de mis sacrificios.

Arrasa la totalidad,

la omnipotencia y lo eterno,

la ausencia de pecados e infiernos,

las caricias de luces en blanco y negro

que provocan gemidos y te tapan la boca.

Hazme etérea en las mañanas y en las noches de lluvia,

con las manos frías que aprietan el corazón

y después se agarran a tu espalda.

Turba las aguas del Leteo y la sombra gris del ciprés

pero vuelve a posarte en sus ramas cada tarde de abril.

No hay nada más bello que vivir sabiendo el final,

en el efímero latir de una rosa que se abre.

 

b8b852d8f38669e53b7f248e23203214